Cuentos de Callejo: El tesoro enterrado

Esta píldora pretende ser un homenaje a la sección Cuentos de Callejo, del programa de radio de la Escóbula de la Brújula, de la que Jesús Callejo es su director e ideólogo. Hoy os traigo El tesoro enterrado.

La escóbula es un programa de radio que nació hace nueve años con personas que habían colaborado en La Rosa de los Vientos. Programa que hizo famoso Juan Antonio Cebrián y que hoy dirige y presenta Bruno Cardeñosa. Por tanto, Jesús Callejo, Carlos Canales, Juan Ignacio Cuesta, se unieron con David Sentinella y otros integrantes del equipo para hacer posible este ameno programa. Semanalmente nos entretiene e informa sobre curiosidades y noticias que van mas allá, en algunos casos, de lo que nos informan diariamente la prensa y telediarios.

Una de las secciones más cortas, pero no por ello menos importantes, es los Cuentos de Callejo. Es un espacio donde éste transmite un cuento determinado de una cultura, suele ser oriental, y luego comenta una reflexión o moraleja. A continuación os dejo el cuento de El Tesoro enterrado, con una carga muy profunda. Por tanto nos viene a explicar que muchas veces buscamos fuera las cosas, personas o situaciones de mayor valor, sin mirar lo que tenemos «en casa».

Cuentos de Callejo: El tesoro enterrado

CREER EN UNO MISMO, NUESTRO MAYOR TESORO.

El relato también subraya una carencia que tenemos mucha gente hoy día. La de falta de autoestima o de confianza en uno mismo. Tendemos a compararnos siempre con los demás. Y compararse no es malo, pero sí que es negativo la manera en que lo hacemos y la forma de actuar que tenemos. O bien podemos sentirnos incapaces e inferiores con respecto a una persona, o varias. O por el contrario la envidia nos puede provocar actitudes y pensamientos negativos que intenten imitarlos, o incluso superarlos, evitando ser nosotros mismos y sin analizar nuestras capacidades.

El pensamiento de «Si este lo ha conseguido, yo tengo que ser capaz.» puede ser un impulso para esforzarse y superarse a sí mismo, y ciertamente muchas veces así ocurre. Pero también puede ser una barrera insuperable, que además borra de tu mente saber cuando tienes que aprender a retirarte.

Nadie es igual a otra persona. Todos somos distintos y únicos. Lo que tenemos que pensar es que nadie es mejor o peor que otro. Cada uno tiene su propio potencial, que no es poco. Y cada uno destacamos en algo, solamente tenemos que conocernos mejor nosotros mismos para irnos superando día a día, pero no intentando destacar sobre alguien o algo, sino por ir mejorando nuestra propia capacidad.

Para empezar a creer en ti, lo primero que debes hacer es conocerte a ti mismo. Saber cuales son tus virtudes y defectos. Y no querer eliminar estos últimos, pues forman parte de ti, pero sí deben servir para saber como afrontar las diferentes situaciones, y aprender a no dejarte llevar por ellos, sino que sean el impulso para aprender y perfeccionar tus aptitudes y asi descubrir el tesoro enterrado que tenemos en nosotros mismos.

¿Qué te ha parecido el cuento? ¿Realmente estás de acuerdo con la explicación previa que te he dado del cuento? ¿Le has dado otro significado? En ese caso puedes dejar tu comentario en esta entrada, y recuerda, disfruta del día.

1 comentario en “Cuentos de Callejo: El tesoro enterrado”

Deja un comentario